fbpx
Esther Ramírez – 32 kg

Esther Ramírez – 32 kg

117
Peso Inicial (kg)
85
Peso Actual (kg)
32
Kilos Perdidos (kg)
50
Porcentaje de Grasa Inicial
39
Porcentaje de Grasa Actual
29
Kilos de Grasa Perdidos
116
Cintura Inicial (cm)
85
Cintura Final (cm)
30
cm Perdidos

TESTIMONIO

Toda mi vida he batallado con el peso;  y aunque  durante mi adolescencia y etapa de adulto joven realizaba ejercicio, la verdad es que siempre he sido muy “comelona”, por lo que contaba con un exceso de peso de entre 8 a 10 kilos. Mi problema  empezó cuando decidí hacer dietas, y es que bajaba 5 kilos pero luego subía 10 o 15…esto sucedió por años. Esto me llevó a tomar la decisión de dejar las dietas, pero también dejé de hacer ejercicio, y francamente mi alimentación no era la mejor y comía lo que se me antojara a la hora que se me antojara, por lo que mi peso y talla aumentaron considerablemente. Claro que me daba cuenta de lo mal que me veía, y llegó un momento en el que no me importó mucho, sin embargo comencé a tener problemas de salud que me decían que yo no estaba bien; me enfermaba seguido de gripe, del estómago, sufría de dolores de cabeza, taquicardias, mal humor, hinchazón de piernas, cansancio, me volví lenta y pesada y cada vez me costaba más trabajo moverme. Y no se diga cuando de comprar ropa se trataba, empecé a no encontrar ropa linda de mi talla, o incluso, zapatos…pero aún así, ya estaba resignaba.

Hasta que un buen día, un comentario de mi papá, hizo que me “cayera el veinte” (cabe señalar que mi papá nunca dice nada ni se mete en la vida de los demás), pero al verme así me dijo que esto no podía seguir así, primeramente por mi salud y por mi trabajo, ya que siendo maestra de Educación Física, la imagen que le estaba dando a mis alumnos, padres de familia y compañeros de trabajo, no era la ideal. Entonces aposté con una prima el bajar de peso, y obviamente  yo no quería perder.

Y así, la gran interrogante ¿qué hacer? ¿Dieta, ejercicio o ambos? ¿En dónde? ¿Con quién?

Un día escuchando la radio, una chica dio su testimonio de que había bajado 18 kilos con Jenny Light y recordé que antes ya había oído de un chico que bajó 34. Pero comencé con lo negativo como siempre, “seguro es carísimo, la comida congelada sabe horrible, no creo que sea tan fácil “, etc. Pretextos y trabas negativas, siempre sobran…Sin embargo, no muy convencida, busqué la página de internet, debo confesar que la leí y la leí, una y otra vez, hasta que por fin, un viernes saliendo del trabajo llamé, y Almita terminó por convencerme.

Así llegué a Jenny Light de San Jerónimo, indecisa, incrédula, y hasta con miedo; pero cuando vi lo que venía en el menú pensé: “esto no está mal”, y cuando lo probé la primera semana y vi que había bajado 2.100 kilos comiendo delicioso, dije: “¡creo que voy bien!”. Ahora que llevo 32 kilos abajo y me siento de maravilla, creo y sé, que este tratamiento es lo mejor que me pudo haber pasado jamás. Estoy segura que el éxito radica en varios factores: el estar decidida a seguir, que la comida es deliciosa y variada, en la comodidad de llegar y calentarla, en que no me siento mal, en que ha mejorado mi calidad de vida, que cada día me gusta más lo que veo en el espejo y en la excelente guía que Tania, mi nutrióloga, ha sido en este proceso, motivándome todo el tiempo a continuar y no decaer aunque en algunas citas la báscula sólo marcara una disminución de 400 o 100 gramos.

Gracias a todo el sistema de Jenny Light, llegaré a mi meta, y mantendré mi objetivo y mi nuevo estilo de vida.