Hipertensión y alimentación

ANTES DE CONOCER LA ALIMENTACIÓN ADECUADA PARA CONTROLAR O EVITAR ESTE TRASTORNO, PRIMERO NECESITAS ENTENDER QUÉ ES:
La hipertensión, también conocida como tensión arterial alta o elevada, es un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede dañarlos. Cada vez que el corazón late, bombea sangre a los vasos, que llevan la sangre a todas las partes del cuerpo. La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos (arterias) al ser bombeada por el corazón.

Cuanto más alta es la tensión, más esfuerzo tiene que realizar el corazón para bombear.

La mayoría de las personas con hipertensión no muestra ningún síntoma; por ello se le conoce como el «asesino silencioso». En ocasiones, la hipertensión causa síntomas como dolor de cabeza, dificultad respiratoria, vértigos, dolor torácico, palpitaciones del corazón y hemorragias nasales, pero no siempre.

A nivel mundial se estima que existen más de mil millones de personas con hipertensión. ¡En México, se habla de 30 millones!

¿Por qué es peligrosa la hipertensión arterial?

Si no se controla, la hipertensión puede provocar un infarto de miocardio, un ensanchamiento del corazón y, a la larga, una insuficiencia cardiaca.  La tensión arterial puede ocasionar que la sangre se filtre en el cerebro y provocar un accidente cerebrovascular. La hipertensión también puede provocar deficiencia renal, ceguera y deterioro cognitivo.

¿TE DAS CUENTA DEL RIESGO QUE ESTO SIGNIFICA?

¿A quién afecta? 

  • Tiene antecedentes familiares de hipertensión.
  • Bebe más de una cantidad moderada de alcohol. Según los expertos, el consumo moderado es un promedio de una o dos bebidas por día para los hombres y de una bebida por día para las mujeres.
  • Es físicamente inactiva.
  • Es diabética.
  • Tiene más de 60 años. Los vasos sanguíneos se debilitan con los años y pierden su elasticidad
  • Se enfrenta a niveles altos de estrés. Según algunos estudios, el estrés, la ira, la hostilidad y otras características de la personalidad contribuyen a la hipertensión, pero los resultados no han sido siempre uniformes. Los factores emocionales muy probablemente contribuyan al riesgo de ciertas personas que presentan otros factores de riesgo de hipertensión.
  • Sufre de sobrepeso u obesidad.
  • Usa productos de tabaco. El cigarrillo daña los vasos sanguíneos.
  • Usa anticonceptivos orales. Las mujeres que fuman y usan anticonceptivos orales aumentan considerablemente su riesgo.
  • Lleva una alimentación alta en grasas saturadas.
  • Lleva una alimentación alta en sodio (sal).

¿Cómo se puede prevenir y tratar la hipertensión arterial?

  • Todos los adultos deberían medirse su tensión arterial periódicamente, ya que es importante conocer los valores. Si esta es elevada, han de consultar a un profesional sanitario.
  • A algunas personas les basta con modificar su modo de vida para controlar la tensión arterial, como abandonar el consumo de tabaco, adoptar una dieta saludable, hacer ejercicio con asiduidad y evitar el uso nocivo del alcohol. La reducción de la ingesta de sal también puede ayudar. A otras personas, estos cambios les resultan insuficientes y necesitan tomar medicamentos con prescripción médica.
  • Los adultos pueden contribuir al tratamiento tomando la medicación prescrita, cambiando su modo de vida y vigilando su salud.

5 medidas para minimizar las probabilidades

de padecer hipertensión y sus consecuencias adversas.

1.- Dieta saludable:

a)Promover un modo de vida saludable, haciendo hincapié en una nutrición adecuada de niños y jóvenes;

b)Reducir la ingesta de sal a menos de 5gr al día (algo menos de una cucharilla de café al día);

c) Comer cinco porciones de fruta y verdura al día;

d) Reducir la ingesta total de grasas, en especial las saturadas.Evitar el uso nocivo del alcohol, esto es, limitar su ingesta a no más de una bebida estándar al día.

2.– Evitar el uso nocivo del alcohol, esto es, limitar su ingesta a no más de una bebida estándar al día.

3.- Actividad física:

a) Realizar actividad física de forma regular y promover la actividad física entre los niños y los jóvenes (al menos 30 minutos al día).

b) Mantener un peso normal: cada pérdida de 5 kg de exceso de peso puede reducir la tensión arterial sistólica entre 2 y 10 puntos.

4.- Abandonar el consumo de tabaco y la exposición a los productos de tabaco.

5.- Gestionar el estrés de una forma saludable, por ejemplo mediante meditación, ejercicio físico adecuado y relaciones sociales positivas.

Porque nos preocupamos por tu salud, permítenos atenderte y llevarte de la mano paso a paso para alcanzar tu objetivo. Recuerda que gozar de salud es gozar de una  vida más plena.

En Jenny Light tenemos el plan perfecto para ti. Cuida tu alimentación.

Visita nuestras redes sociales y obtén más información de valor.

JENNY LIGHT

JENNY LIGHT

ASESORÍA NUTRICIONAL Y PLANES DE ALIMENTACIÓN

You have Successfully Subscribed!