Comida Mexicana, una de las más saludables

Cuando hablamos de comida mexicana casi nunca pensamos en que sea saludable y altamente nutritiva. Tendemos a asociar nuestra gastronomía con problemas de sobrepeso, obesidad y comida alta en carbohidratos, azúcares, grasas y sales. 

La realidad es otra y está muy alejada de lo que creemos. La comida mexicana tradicional no solo es deliciosa, sino que también es una de las más saludables y completas nutricionalmente hablando. 

Pese a que los hábitos alimenticios de nuestra cultura no son los mejores y que el problema de la obesidad ha ido creciendo en México de forma alarmante, la realidad es que nuestra gastronomía tradicional es equilibrada y muy saludable. 

Nuestros antepasados, las grandes culturas como mayas y aztecas tuvieron una dieta llena de nutrientes, proteínas, carbohidratos saludables y una gran variedad de vitaminas y minerales como no hay en otras dietas. Si a esto le sumamos la rica cultura culinaria y las técnicas y conocimientos de agricultura de dichas culturas podemos ver de dónde viene el desarrollo de nuestra gastronomía. 

La llegada de los españoles nos trajo además una variedad de alimentos que se mezcló con nuestra cocina prehispánica y nos dio nuevos ingredientes, cultivos novedosos e incluso animales que se destinaron a ser domesticados y consumidos dando un aporte nutricional que conformó una nueva identidad a nuestra gastronomía. 

No es desconocido que la gastronomía mexicana ha evolucionado y se ha enriquecido combinándose con otras culturas; como patrimonio de la humanidad, nuestra gastronomía ha dejado sus colores, sabores y gran riqueza en todos los rincones además de regalar al mundo productos maravillosos como el jitomate, el aguacate y el cacao. 

Aquí te daremos los puntos que te harán cambiar tu percepción sobre lo deliciosa que es la comida mexicana tradicional y su aporte nutricional. 

El trío de oro

Maíz, frijol y chile. Los tres ingredientes clave de muchos de los platillos tradicionales tienen un alto contenido de proteínas completas. Además contienen aminoácidos, grandes cantidades de fibra, vitaminas y minerales. Si sumamos el aguacate ya también agregas grasas saludables y entonces tienes todos los macronutrientes necesarios (Carbohidratos, proteínas y grasas). 

El balance

Te apostamos a que nunca has visto un platillo mexicano simple o aburrido a la vista. Nuestra gastronomía destaca por sus colores y variedades. La gran mayoría de nuestros platillos tradicionales incluyen siempre los 3 macronutrientes: carbohidratos, proteínas y grasas sanas. Además siempre se incluyen verduras y frutas lo que nos aporta minerales y vitaminas. 

Tan solo con ir por unos tacos ya tienes las tres cosas, ¿cuál es la clave? El equilibrio

Apto para vegetarianos y veganos

Aunque no lo creamos a simple vista, la comida mexicana es una opción perfecta para los más veggies de la familia. Arroz, aguacate, frijol, vegetales, maíz…podemos realizar muchísimos platos completamente libres de productos de origen animal sin tener que pensar en modificaciones o sustitutos. 

¿Qué tal unas enfrijoladas con flor de calabaza? ¿O unas quesadillas de hongos con elotes? ¿y nuestro tradicional esquite? Seguramente muchos de los platillos que preparas en casa son vegetarianos y no te habías dado cuenta

 Salsa de la que pica (o de la que no)

Todo con salsa, por favor. Y es que nuestra afición por el chile y los sabores picantes tiene su lado positivo, además del sabor. Este ingrediente aporta mucha vitamina C y tiene un alto contenido de antioxidantes. Además las salsas siempre incluyen otros vegetales como jitomates, cebolla, ajo, etc. Es bien sabido que para que el hierro se absorba correctamente es necesario combinar con vitamina C así que sí, todo con salsa está bien.

Aguas de sabores

Te sorprenderías si te dijera que en la mayoría de los países no consumen aguas de sabores como sí lo hacemos aquí. Nuestra tradicional agua de jamaica, por poner un ejemplo, está cargada en antioxidantes y es un gran diurético. El agua de limón no sólo nos da vitamina C sino que podemos agregar Chía, un superalimento lleno de calcio y que nos ayuda a la salud gastrointestinal. Nuestra favorita, la de tamarindo, también es excelente para la salud gastrointestinal. 

Las frutas nos dan un maravilloso aporte de vitaminas y, considerando que estas aguas generalmente son en crudo, sin procesos adicionales, nos brindan los beneficios y nutrientes de forma directa. 

Recuerda no añadir mucha o nada de azúcar, acostumbrémonos a disfrutar del sabor natural y delicioso de los alimentos. 

Color por todos lados

Una de las cosas más bellas de nuestra comida es que los platillos están llenos de color. Esto por supuesto nos indica una gran variedad de frutas, verduras y otros alimentos que brindan una colección de nutrientes a cada platillo. Recuerda que entre más colorido y natural sea un platillo es mucho mejor nutricionalmente hablando.

La comida mexicana ha sido satanizada las últimas décadas, pero no debemos olvidar que es una gastronomía rica en nutrientes, variedad y sabor. Geográficamente nuestro país es afortunado porque nos brinda una gran variedad de cultivos y tenemos facilidad para adquirir frutas y verduras a bajo costo, lo que en otros países consideran un lujo para nosotros es algo accesible y que puede llegar a todas las mesas. 


¡No le tengas miedo a la comida mexicana! Disfruta de estas fiestas dando color, balance y sabor a nuestros platillos tradicionales mexicanos. 

¿Ya estás en tu plan nutricional con Jenny Light? Pídele a tu nutrióloga que incluya en este mes de Septiembre nuestros platillos de temporada como el Chile en Nogada y el Pozole.

¿Y tú qué vas a comer hoy?

Permite a Jenny Light llevarte paso a paso a lograr tu objetivo.

25 años de experiencia nos respaldan