ANTIOXIDANTES Y SU EFECTO EN LA SALUD

Los antioxidantes son sustancias químicas que naturalmente se encuentran en la comida. Funcionan como un «escudo» protector en contra de moléculas dañinas e inestables conocidas como radicales libres. Los radicales libres se producen a lo largo del cuerpo como resultado de funciones corporales normales y tienen algunos usos importantes, como combatir una infección. Sin embargo, los radicales libres también pueden causar daño a los tejidos sanos y se cree que juegan un papel en muchas enfermedades.

Los potenciales efectos dañinos de los radicales libres excesivos pueden ser de tipo cosméticos (que el tejido de la piel luzca avejentado) y mortales (pueden lesionar el cristalino de los ojos, dificultar que las células se reparen a sí mismas, incrementando el riesgo de cáncer, cardiopatía y otras enfermedades relacionadas con la edad entre otras condiciones).

De acuerdo con la literatura, los antioxidantes pueden neutralizar el exceso de radicales libres durante la actividad oxidativa propia del organismo. La producción de radicales libres, es regulado por diferentes rutas metabólicas, porque representan la primera línea de defensa de los seres vivos. Sin embargo, aunque son relevantes para mantener la salud, el desbalance entre antioxidantes y radicales libres (estrés oxidativo) se asocia con diferentes enfermedades y con el envejecimiento humano.

El cuerpo por sí solo tiene un sistema bien desarrollado para contener a los radicales libres pero el consumo elevado de ciertos nutrientes puede ayudar a aumentar este sistema y, por lo tanto, a mejorar la salud.

¿Cuáles son los antioxidantes más habituales contenidos en los alimentos?

En líneas generales, podríamos dividirlos en tres grandes grupos: polifenoles, carotenoides y vitaminas de los grupos C y E.

  • Polifenoles

Son los directamente responsables de la máxima actividad antioxidante de las frutas y verduras y también de ciertas infusiones y bebidas naturales. 

  • Carotenoides

Son pigmentos sintetizados por las plantas en el proceso de fotosíntesis cuya actividad principal es la neutralización de las especies reactivas de oxígeno (ROS) cuyo papel es determinante en el desarrollo y mantenimiento del estrés oxidativo celular. 

Su presencia en los alimentos es fácilmente reconocible por el color que confieren, van desde el amarillo al rojo pasando por el anaranjado o el violeta. Así pues, frutas y verduras como la zanahoria, la naranja, el melocotón, la mandarina, el tomate, la sandía, la papaya e incluso las coles de Bruselas.

  • Vitaminas
Vitamina C: Las fuentes naturales de vitamina C son las frutas y las verduras, pero conviene tener en cuenta que la concentración de ácido ascórbico es muy variable de unas a otras.
Vitamina E: Las dosis diarias de vitamina E que recomiendan los organismos científicos oscilan desde los 6 miligramos en la infancia hasta los 15 miligramos en la edad adulta. Ello se consigue con un consumo frecuente y variado de aceites de oliva, maíz, soya, canola, cártamo o girasol o con la ingesta de pequeñas cantidades de frutos secos como almendras, cacahuetes, avellanas o nueces.

¿Qué alimentos son ricos en antioxidantes?

  • El brócoli aporta al organismo vitaminas (vitamina C, B1, B2, B3 y B6, pero sobre todo una gran cantidad de provitamina A, principalmente en forma de beta-carotenos), y minerales como el calcio, el potasio, el selenio, el fósforo, el magnesio y el hierro
  • Los arándanos destacan por su contenido en antioxidantes, especialmente antocianinas (de la familia de los flavonoides). También tiene vitamina A, E y selenio, además de ácidos fenólicos y fibra. No tiene grasas y es bajo en calorías.
  • La zanahoria es rica en betacarotenos, precursores de la vitamina A que protegen las mucosas y mejoran la visión nocturna. Además, tiene poder antioxidante, ayuda a mantener la piel sana y a evitar los daños de los rayos UV del sol. Contiene luteína, que evita la degeneración macular del ojo al envejecer.
  • A la canela  se le atribuyen beneficios para la salud que tienen que ver con su carácter antioxidante gracias a su contenido en flavonoides (catequinas).
  • El kale o col rizada contiene fitonutrientes, sustancias naturales propias de los vegetales con poder antioxidante, como carotenoides y flavonoides. Destaca además en este alimento la presencia de vitamina K, betacaroteno, ácido fólico y vitamina B6.
  • El cacao natural es uno de los alimentos con mayor capacidad antioxidante gracias a su contenido en polifenoles, entre 10 mg y 50 mg por gramo (mayor concentración que el té o los arándanos). Protege al organismo frente a los radicales libres.
  • El aguacate posee sustancias antioxidantes y micronutrientes como el ácido fólico, el hierro, el fósforo, el magnesio y el potasio. También contribuye al control de los triglicéridos y el colesterol en la sangre.

La  ingesta de antioxidantes es fundamental para mantener la salud en estado de plenitud. Su papel como reductor del estrés oxidativo es lo que los hace tan esenciales. Comer verduras o frutas para asimilar estos compuestos es un factor clave.

Porque nos preocupamos por tu salud, permítenos atenderte y llevarte de la mano paso a paso para alcanzar tu objetivo. Recuerda que gozar de salud es gozar de una  vida más plena.

En Jenny Light tenemos el plan perfecto para ti. Cuida tu alimentación.

Visita nuestras redes sociales y obtén más información.

JENNY LIGHT

JENNY LIGHT

ASESORÍA NUTRICIONAL Y PLANES DE ALIMENTACIÓN

You have Successfully Subscribed!