fbpx
Las fechas navideñas y las emociones

Las fechas navideñas y las emociones

En estas épocas en donde predomina la unión y felicidad, también predomina la comida, bebidas, eventos sociales y emociones. Seguramente todos hemos sufrido el querer cuidar nuestro peso y no poder por tantas fiestas, desde las fiestas de la oficina hasta el recalentado con la familia.

Primero, debemos entender que emociones no es igual a comida; es cierto que nuestras emociones están implicadas en nuestra salud, en nuestra salud “mental”. Te habrás dado  cuenta que al estar felices o tristes solemos dejar de comer o comemos de más, también creo que has notado que cada evento social se rodea de una fuente de comida o bebida, comemos por estrés, depresiones, enojos, ansiedades y felicidad. La comida es usada como un objeto que nos brinda bienestar, unión, satisfacción y seguridad…

Entonces, si quieres cuidar tu alimentación en estas fechas antes que nada debes trabajar en tus emociones, identificando si realmente comes por hambre o si estás comiendo para poder expresar alguna emoción. Si se tratara de la segunda, sería importante que primero lo resolvieras en lugar de tratarlo de evadir, apoyándote de una terapia psicológica o ayudándote en algún tipo de actividad física.

 

Debes evitar pensar que es imposible llevar una “buena nutrición” en estas fechas, que nutrición siempre se refiere al término “dieta”. Si bien, definiéramos el significado de dieta, dieta hace mención a todo el conjunto de platillos que comemos a lo largo del día, pudiendo ser una dieta correcta o incorrecta.

Así es, es posible cuidarnos en estas fechas decembrinas. Evita realizar “dietas milagro”, planea tus comidas con anticipación, al servirte comida, utiliza platos más pequeños, un plato grande hará que quieras llenar todo, por lo que te servirás más comida. No sustituyas la comida por alcohol, sigue con tus colaciones para evitar llegar al siguiente tiempo de comida más hambriento, si tomarás alcohol recuerda hidratarte correctamente, por cada copa, un vaso extra de agua, procura servirte un plato ligero de ensalada en un principio, para evitar comer de más en el plato “fuerte”. En cuanto el postre, evita repetir. Sigue con tú actividad física como hasta ahora, y si es posible aumenta.

Recuerda que un “postre” o “una mala elección alimentaria” no significará que toda esta perdido, o que este debe ser compensado. El cuidarnos significa un aprendizaje a largo plazo con algunos altibajos, en donde una excepción no dañará tus resultados.

Cuidar de nuestra alimentación no debería ser un martirio, en Jenny light te enseñamos a comer, dándote opciones más saludables, ayudándote a dar un cambio positivo a tu vida, corrigiendo conductas erróneas de una mala nutrición.

There are no reviews yet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *