fbpx
Composición corporal, distribución adecuada y calidad muscular

Composición corporal, distribución adecuada y calidad muscular

El estudio de la composición corporal es un aspecto importante de la valoración del estado nutricional ya que permite cuantificar las reservas corporales de nuestro cuerpo, y así, detectar y corregir problemas nutricionales como obesidad y/o desnutrición, situaciones en las que la masa grasa y la masa muscular podrían verse sustancialmente afectadas.

 

El método ideal y exacto para estudiar la composición corporal de un individuo es aquel mediante el cual se pudieran analizar por separado todos y cada uno de los elementos que integran el organismo humano; pero hasta le fecha eso sólo es posible mediante el análisis de cadáveres, por lo tanto, uno de los métodos más utilizados para la evaluación de la composición corporal es el modelo bicompartimental, el cual asume la división de los componentes del cuerpo en 2 grandes compartimentos, la masa grasa (MG) y la masa libre de grasa (MLG).

 

La masa grasa o tejido adiposo es la que se encuentra subcutáneamente y en grasa visceral; anteriormente era considerada metabólicamente inactiva, pero ahora se sabe que tiene un importante papel como reserva energética y en el metabolismo hormonal, entre otras funciones.

 

Por otro lado, la masa libre de grasa o tejido magro, es el compartimento que incluye todos los componentes funcionales del cuerpo y en el cual se basan las recomendaciones nutricionales, incluye a los huesos, el agua intra y extracelular, el tejido nervioso y el músculo; éste último es el componente más importante de la masa libre de grasa (50%) y es el reflejo de la calidad en la proteína  y el estado nutricional del individuo.

 

El tejido muscular se categoriza en tres tipos: esquelético, cardíaco y liso. Cada tipo de tejido muscular en el cuerpo humano tiene una estructura única y una función específica. El músculo esquelético mueve los huesos y otras estructuras, el cardíaco contrae el corazón para bombear sangre y el músculo liso forma órganos como el estómago y la vejiga los cuales son capaces de cambiar de forma para realizar sus funciones corporales.

 

Para mantener al sistema muscular en óptimas condiciones se debe tener presente una dieta equilibrada que cubra con todos los requerimientos nutricionales del individuo, además de complementarla con ejercicio físico.

 

Específicamente el músculo esquelético es de suma importancia ya que es aquel que moverá todas las estructuras corporales, por lo tanto, realizar ejercicios de fuerza incrementará y mejorará la calidad muscular, ya que éste aumenta su fuerza y volumen, y ayuda a adquirir elasticidad y contractilidad, lo cual llevará a mejorar el rendimiento mediante una mayor resistencia y retrasará la aparición de la fatiga. También beneficia el desarrollo del esqueleto debido a la tracción que los músculos ejercen sobre los huesos, esto los fortalece, los moldea y aumenta su densidad.

 

Para mantener saludables tus músculos será importante seguir los siguientes puntos:

  1. Mantener una alimentación correcta que incluya todos los grupos de alimentos (proteínas, grasas e hidratos de carbono) y que cubra tus requerimientos diarios de energía de acuerdo a tus actividades diarias.
  2. Beber suficiente agua a lo largo del día, y poner especial cuidado en reponer la que pierdes durante el ejercicio (mínimo 2 litros).
  3. Hacer ejercicio diariamente. Lo ideal sería que a lo largo de la semana combines ejercicios de fuerza y ejercicios de elasticidad/flexibilidad. 
  4. Dormir al menos 8 horas diarias, ya que durante el sueño la energía utilizada por los músculos se repone y las fibras estimuladas (dañadas) se regeneran.
  5. Adoptar buenas posturas al sentarse, pararse y acostarse, así proteges tanto a tus músculos como a tu columna vertebral.
  6.  Y, aunque parezca obvio, es importante que antes de una sesión de entrenamiento realices un buen calentamiento, y que durante tus entrenes, o al cargar bultos pesados en casa, tengas una buena técnica de cargado o de arranque de carrera para evitar desgarros, contracturas o esguinces.

 

La calidad en la masa muscular es reflejo de la salud que tenemos, y por ser uno de los tejidos más importantes de nuestro cuerpo a lo largo de toda nuestra vida, merece un cuidado y una atención especial a través de alimentación, ejercicio y terapia de mantenimiento o rehabilitación.

 

El programa de Jenny Light conoce esta importancia, y por esa razón, cada paciente tiene indicaciones y recomendaciones individuales de acuerdo a sus objetivos ya sea para mejorar, reforzar o aumentar la cantidad y la calidad muscular en ellos.

 

¡Ven a Jenny Light y conoce la cantidad de masa muscular que tienes!   

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *