fbpx
Algunas verdades y mitos sobre el consumo de proteínas

Algunas verdades y mitos sobre el consumo de proteínas

Muchos creen que la proteína es la panacea que te dejará un cuerpo de escándalo, otros que es muy tóxica. Las proteínas, al igual que las grasas o los hidratos de carbono, son indispensables para el perfecto funcionamiento del organismo, pero hay que tomarlas en la medida justa, ni más ni menos.


La función principal de las proteínas es el desarrollo muscular

No es cierto que esa sea su función principal. Las proteínas son moléculas formadas por aminoácidos que están unidos por un tipo de enlaces conocidos como enlaces peptídicos. No solo contribuyen al desarrollo muscular, sino también al del hueso, las articulaciones, los tendones, los ligamentos, el cabello, los anticuerpos, las hormonas, las enzimas y el colesterol LDL y HDL. Es un error común el creer que aumentar la ingesta proteica hará que tengamos más masa muscular. Lo que hace aumentar la masa muscular es el entrenamiento físico. Por supuesto, es necesario tener una dieta adecuada y suficiente, pero la dieta sin el entrenamiento no va a producir cambios en el volumen de nuestros músculos.

 

Reducir el consumo de proteínas ayuda a perder peso

Falso. El consumo insuficiente de proteínas puede dificultar la pérdida de peso, ya que sus nutrientes ayudan a mantenerlo satisfecho. Si logras bajar de peso ingiriendo menos proteínas, lo más probable es que pierdas músculo, no grasa. O peor aún, no consumir suficientes proteínas puede provocar otros efectos secundarios como fatiga y debilidad.

 

El mejor momento para tomar proteína es justo después del entrenamiento

Falso. El gran mito de la “ventana anabólica”. Lo correcto es dividir la ingesta de proteínas de forma regular a lo largo del día, y no aportar todo de golpe en una sola toma. A diferencia de las grasas o los carbohidratos, las proteínas no se almacenan en el organismo, sino que el cuerpo las va usando según dispone de ellas.

 

Consumir demasiadas proteínas causa enfermedades renales

Un consumo excesivo de proteínas solo daña los riñones si se tiene una enfermedad renal o hepática, ya que los riñones tienen la capacidad de expulsar el nitrógeno extra que se adquiere al comer muchos alimentos de origen animal.

 

Todos deberíamos tomar un suplemento proteico

Falso. La mayoría de la gente consume suficiente proteína sin siquiera darse cuenta. La recomendación mínima es comer un gramo de proteína por kilo corporal, y hasta un máximo de 1.8 gramos si haces ejercicio

 

Trata de que todas las proteínas que necesitas provengan de tu dieta. Los suplementos solo son necesarios en contadas ocasiones. Sobre las proteínas podemos escuchar todo tipo de afirmaciones, incluso contradictorias entre sí, y sobre los alimentos proteicos pesan muchas veces sentencias falsas, tanto sobre su contenido real en proteínas, como sobre su calidad.

Los menús de Jenny Light te brindan la cantidad de proteína, carbohidratos y grasas necesarias para perder peso de una manera saludable cuidando tu masa muscular. Haz una cita con nosotros y prueba lo fácil que es.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *