fbpx
Vitamina D y el confinamiento

Vitamina D y el confinamiento

La vitamina D se encuentra clasificada dentro del grupo de vitaminas liposolubles, por esa razón se puede almacenar en hígado, tejido adiposo y músculo. Actualmente se sabe que se comporta como una hormona con múltiples funciones en el organismo.

Su función más conocida y estudiada es cuidar de nuestra salud ósea generando huesos sanos y fuertes. También colabora con el sistema inmunológico para combatir virus y bacterias, además es de suma importancia para el movimiento de los músculos y el envío de impulsos nerviosos a cada parte de nuestro cuerpo.

A mayor edad menor producción de vitamina, por otro lado, varios factores influyen como: color de piel, tiempo de exposición al sol, estación del año, latitud geográfica y cantidad de grasa corporal.

Es común no conocer nuestro nivel de Vitamina D en sangre, pero existen pruebas que pueden determinarlo, aunque son costosas y poco frecuentes lo que complica saber si necesitamos suplementar o no.

La vitamina D se puede obtener con el consumo de alimentos naturales, alimentos fortificados, suplementos y por exposición al sol, siendo esta última la principal fuente. Las personas de piel oscura generan considerablemente menos Vitamina D en comparación con las de piel blanca que requiere menor tiempo de exposición al sol, a esto se agrega factor edad de modo que los adultos mayores tienen una capacidad deficiente para la síntesis.

Con respecto al confinamiento ocasionado por el COVID-19, la disminución a la exposición a la luz solar y los hábitos de alimentación antes de la contingencia pueden generar potencialmente la disminución de esta vitamina. Por lo que es importante considerar el confinamiento como un factor de reducción en los niveles de Vitamina D, lo cual debilitaría a todo el sistema de defensa a la hora de afrontar alguna posible infección.

Debido a esto se recomienda la exposición a luz solar de 10 a 15 min por un balcón, terraza, jardín o a través de la ventana abierta con la mayor cantidad de piel en contacto con el sol sin uso de protector solar. El horario ideal sería de 9:30 a 10:00 am.

La Academia Española de Nutrición y Dietética recomienda incrementar el consumo de alimentos con alto contenido de vitamina D como son: pescado (caballa, salmón y sardinas), huevo y alimentos fortificados como lo son los lácteos

En Jenny Light queremos orientarte en el consumo o suplementación de vitamina D, si tienes alguna duda consulta a tu Nutrióloga.

Los probióticos te ayudan a mejora la digestión, refuerza tu sistema inmune y Probiolog IBS además contiene vitamina D3 que se adquiere a partir de la luz solar y ahora que estamos en casa no la estamos obteniendo.

Probiolog Fibra  te ayuda a mejorar el tránsito intestinal y evita el estreñimiento.

Complementa tu alimentación y mejora tu salud.

De venta en Jenny Light 

There are no reviews yet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *