fbpx
Etiquetado de Alimentos

Etiquetado de Alimentos

Sal vs Sodio 

Pistas para entender las etiquetas alimenticias

El sodio es un nutrimento inorgánico. Conjuntamente con el cloro regula el volumen, la presión osmótica, la acidez y la carga eléctrica del fluido extracelular. Ayuda a que el cuerpo esté  hidratado e interviene en la contracción muscular, la conducción nerviosa, la absorción de algunos nutrientes y en menor grado en la constitución de los huesos.

 

 

La sal o cloruro de sodio está compuesta por un 40% de sodio y un 60% de cloro y resulta indispensable para la vida, por las funciones anteriormente mencionadas.

 

Los alimentos contienen suficiente sodio por lo que NO es necesario agregarlo. Por razones de gusto se añade sal a los alimentos, pero su exceso puede constituir un riesgo para la salud, ocasionando hipertensión arterial, entre otros problemas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tras llevar a cabo estudios que prueban la relación entre las necesidades de sodio, el consumo de sal en exceso y las enfermedades cardiovasculares, recomienda para la población en general con una vida sana y sin esfuerzos prolongados, el consumo de 5 g de sal al día, lo que equivale a una cucharadita de sal o a 2 g de sodio al día.

Y es que ambos conceptos no son equivalentes, por lo que en ocasiones nos pueden surgir ciertas dudas a la hora de leer las etiquetas de los diferentes productos.

Lo que ocurre es que muchas veces no figuran los gramos de sal que contiene un producto, sino su contenido en sodio. Para calcular el contenido de sal en un alimento hay que multiplicar por 2.5 los gramos de sodio que indica la etiqueta (sal = sodio x 2.5).

 

 

Asimismo, determinados  alimentos cuentan con declaraciones nutricionales relativas a su contenido en sal. Estas son las más comunes y sus equivalencias en términos concretos:

  • Reducido en sal: reducción del 25% en comparación con otro producto similar.
  • Bajo en sal: no más de 0.12 g / 100 g o ml de producto.
  • Muy bajo contenido de sal: no más de 0.04 g / 100 g o ml de producto.
  • Sin sodio o sin sal: no más de 0.005 g / 100 g o ml de producto

 

 

Los 5 g/día de sal recomendados están presentes en una dieta equilibrada y variada. Es una ingestión aceptable, alejada de la supresión total de sal y puede conseguirse con ciertos cambios en los hábitos de alimentación. Pero es necesario proponérselo y aprender cómo llevarlo a cabo

¡¡Mantente Saludable!!

Realizado por L.N.E.D.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *